“Testimonio de una Mami”

Hay millones de historias de padres y madres ejemplares que afrontan dia a dia los retos del TEA. Esta es la historia que nos manda Cristina, la madre de una niña maravillosa, que quiere concienciar de lo dificil que es el principio de todo este mundo para los padres. ¿Cuántos padres temerosos habrá con miedo a afrontar este trastorno? Todo principio es dificil, pero Cristina nos transmite mucha fuerta y positividad y su gran objetivo en mente que a veces dejamos en un segundo plano, QUIERO QUE MI HIJA SEA FELIZ.
Estos padres luchadores, positivos, resilientes y fuertes, lo consiguen tantísimas veces que se merecen toda la ayuda y todo el respeto del mundo.

 

Todo muy difícil, muy confuso, muy frustrante al principio.
Nadie puede saberlo, sólo nosotros.
Sólo quieres que pueda ser feliz, que se pueda defender de todo, que nada ni nadie le haga daño.
Tu bebé nace, va creciendo con normalidad,
vas  mirando tablas de desarrollo para ver que todo va bien y un día te das cuenta que es 
diferente a los demás.
 
Cada día me pregunto porqué. 
Porque a ella.
Algo que no es ni blanco ni negro, en está absurda e ignorante sociedad.
Que todos sus cuidados cuesten tanto, tanto, que sólo una persona rica 
puede costearselo sin estar embargado por todas partes. 
Que te tengan el diagnóstico en el aire, porque es “pequeña” y sólo te tienes que centrar
 en el trabajo a volcar en ella.
Porque piensan que somos robots…ni padres,ni personas.
Robots Rutinarios.
 
Que haya tan poca investigación,que sólo sean teorías 
y esas puñeteras teorías sean tus pensamientos día y noche. 
Me parece deleznable. Indignante.
 
AUTISMO,¿que respeto da verdad?
Cansada de miradas de pena,
Del no podrá,
Del no se le nota.
Del silencio en tu llegada y el cuchicheo por detrás.
 
¿Pero sabéis una cosa?
Mi niña no querrá jugar con muñecas,
Ni a cosas de niña, ni a cositas de su edad,
Ni podrá llegar cada día del colegio contándome que a hecho,
No podrá preguntarme nada, ni tener curiosidad,ni tener amiguitas como es “normal” a su edad..
 
Pero después su mamá va al cole a recogerla y ve esa sonrisa dibujada, esa emoción cuál muestra que ha estado feliz 
con su pedazo de seño (qué suerte tuvimos) y viene corriendo..
Y me da el abrazo maaaas grande que halla visto jamás..
Y es entonces cuando la miro,
La miro,
La miro otra vez ,
Porque es preciosa, mi niña, mi muñeca..
La miro .. y se me pasa.
 
#siempredetumanoyatumanera
 
Cristina, madre de Elsa.